Mitos y realidades de las embarazadas y el dentista

embarazada

Existen infinidad de mitos de las embarazadas y el dentista. Es importantísimo, más durante ese periodo, cuidar de la boca. Para despejar cualquier duda, os explicamos cuales son esos mitos y os aconsejaremos cómo cuidar vuestra boca durante el embarazo.

¿Es seguro para la mujer embarazada acudir a su dentista?

No solamente es seguro sino que forma parte del cuidado integral durante el embarazo. Las fluctuaciones hormonales durante el embarazo pueden afectar a las encías originando una inflamación denominada gingivitis del embarazo.

Una tartrectomia en el primer trimestre acompañada de los debidos consejos de autocuidados puede prevenir estos problemas.

¿Qué ocurre si durante el embarazo aparece una urgencia dental y necesita hacerse radiografía?

Durante el embarazo deben evitarse las radiografías de control rutinario. Sin embargo, ante una urgencia dental pueden ser necesarias. La radiación es mínima y su dentista tomará todas las precauciones para reducir los riesgos, como proteger su abdomen y su cuello debidamente.

Las radiografías dentales no están contraindicadas en el embarazo.

¿Comer entre horas me predispone a las caries? 

Durante el embarazo muchas mujeres sienten el deseo incontrolable de “picotear” a todas horas. Debe evitar los alimentos y bebidas azucaradas que son una verdadera invitación a las caries. Y no olvide cepillarse los dientes con pasta fluorada inmediatamente después de comer.

¿Qué puedo hacer para mantener mi boca sana durante el embarazo?

Lo más importante para prevenir la caries y la gingivitis es proceder a un minucioso cepillado dental con pasta fluorada al menos dos veces al día. No olvide la higiene de los dientes con hilo de seda o cepillos interproximales. Su dentista le indicará cómo hacerlo correctamente y si usted necesita algún complemento adicional para su higiene.

¿Es cierto que lo vómitos en el embarazo pueden dañar mis dientes?

Los vómitos excesivos debidos a las nauseas matinales así como los ácidos gástricos pueden originar una pérdida de minerales de sus dientes y favorecer las caries. Informe de ello a su dentista quien le aplicará flúor en los dientes o le recomendará utilizar un colutorio de flúor para prevenir el problema.

¿Es cierto que cada embarazo cuesta un diente?

Es un mito pues el calcio que necesita el bebe procede de lo que come y no de los dientes. Una dieta equilibrada, con productos lácteos así como algún suplemento de calcio si se lo recomienda su obstetra son suficientes para evitar problemas.

¿Es cierto que si tengo la boca sana, ayudo a que el bebé no tenga problemas en sus dientes?

Cuando el bebé haya nacido, las bacterias que provocan las caries pueden pasar de la boca de la madre a la del bebé. Estos gérmenes se transmiten facilmente a través de los besos, de la cuchara, del biberón, del chupete. Por eso es importante que su boca esté sana.

Deja un comentario