burbujas
 

Implantes dentales.

El mejor implante que existe es la raíz del propio diente.

 
dr. victor iglesias

Dr. Victor Iglesias
Médico. Odontólogo.
Especialista en implantología

 
 

Siempre se debe intentar conservar el mayor número de piezas posible, pero cuando una dentadura está muy deteriorada o faltan muchos dientes, pueden interesar, en ocasiones, colocar implantes. El grado de rechazo de un implante es mínimo: el éxito de estas operaciones supera el 90% de los casos. Los implantes restauran la salud, comodidad y belleza de la boca, asemejándose a los dientes propios.

¿Qué es un implante dental?

Los implantes dentales son pequeños dispositivos artificiales de titanio que se insertan en el hueso del maxilar superior e inferior. Su aspecto puede ser el de un cilindro hueco o tornillo, y su tamaño es muy reducido, similar al de una raíz natural.

Los implantes se unen al hueso mediante un proceso denominado “osteointegración”, y actúan como soporte para los dientes artificiales de reemplazo, asumiendo las funciones que antes cumplían los dientes naturales.
Los implantes dentales pueden usarse para reemplazar uno o más dientes; existen varias opciones para la restauración de los dientes, dependiendo de cada caso.

¿En qué caso conviene realizar una implantación?

– Sustitución de un diente
– Grandes huecos entre los dientes
– Pacientes parcialmente desdentados, con ausencia de muelas en sectores posteriores
– Pacientes desdentados

¿En que situaciones se contraindica la colocación de implantes?

– Higiene oral muy deficiente
– Pacientes afectados por una dependencia al alcohol o las drogas