Ratón Pérez, calle Arenal 8, Madrid

raton perez

La historia del famoso ratoncito Pérez empezó cuando Luis Coloma (Jerez de la Frontera, Cádiz 1851) escribió un cuento para el rey niño Alfonso XIII con motivo de la caída de uno de sus dientes, cuyos protagonistas eran Ratón Pérez y el Rey Bubi (apodo con el que la Reina María Cristina llamaba a su hijo).

La historia cuenta que el ratón vivía con su familia dentro de una gran caja de galletas, en el almacén de la entonces famosa confitería Prast, en el número ocho de la calle del Arenal, en el corazón de Madrid, a unos cien metros del Palacio Real. El pequeño ratoncillo se escapaba frecuentemente de su domicilio y, a través de las cañerías de la ciudad, llegaba a las habitaciones del pequeño rey Bubi I (Alfonso XIII) y las de otros niños más pobres que habían perdido algún diente, despistando a los gatos, que siempre estaban al acecho.

Años después este ilustre personaje ha recibido un merecido reconocimiento, tras estar años y años llenando de ilusión los sueños de los más pequeños.

El Ayuntamiento de Madrid rindió un homenaje a este ratoncito de leyenda instalando una placa conmemorativa en la calle del Arenal, número 8, de Madrid, el mismo lugar donde Luis Coloma situó la vivienda del roedor, con el siguiente texto: Aquí vivía, en una caja de galletas, Ratón Pérez, según el cuento que el padre Coloma escribió para el niño Rey Alfonso XIII. Se ha convertido de este modo en el primer personaje ficticio al que el Ayuntamiento homenajea con una placa del Plan Memoria de Madrid.

Ahora los niños le dirigen cartas a su domicilio de la calle Arenal e incluso llegan a mandarle sus dientes por correo, sin perder esa gran ilusión que este ratón muy pequeño, con sombrero de paja, lentes de oro, zapatos de lienzo y una cartera roja, colocada a la espalda, siempre les ha hecho sentir.

Además, desde hace unos años se puede visitar la Casa Museo del Ratoncito Pérez en Madrid, un plan estupendo para ir con peques: www.casamuseoratonperez.es

Deja un comentario